Marketing de contenidos: 10 errores típicos

marketing-de-contenidos

Los contenidos útiles deben estar en el centro de tu estrategia de marketing.

El marketing tradicional es cada vez menos y menos eficaz cada minuto que pasa; como vendedor con visión de futuro, sabes que hay  una mejor manera de atraer y convencer a los clientes: El Marketing de Contenidos.

“El marketing de contenidos es un enfoque estratégico de marketing centrado en la creación y distribución de contenido valioso, relevante y consistente para atraer y retener a un público claramente definido – y, en última instancia, para conducir a la acción al cliente rentable.”

En vez de lanzar sus productos o servicios al mercado, y esperar los resultados de las promociones y la publicidad tradicional, proporciona el contenido verdaderamente relevante y útil para tus clientes y clientes potenciales para ayudarles a resolver sus problemas.

Gracias a herramientas como las que ofrece WordPress cualquier persona sin conocimientos de informática puede realizar una web de forma intuitiva, por eso se han reducido tanto los costes en los últimos años, ¿pero todas las webs sirven?

Lo puedes leer en aproximadamente 04:00 minutos 

10 errores típicos en los contenidos de tu página web

Muchas empresas cometen el error de creer que con tener presencia online para su negocio es suficiente, pero si no se tienen en cuenta una serie de claves es fácil que la web de su empresa se convierta en una fuente de gastos y dolores de cabeza que no se traduzca en ningún resultado. Y, lo que es peor, tan solo es visitada por los que conocen la dirección de misma y sea totalmente invisible para los buscadores.

Hay una serie de fallos típicos a evitar si quieres que tu página web se posicione correctamente y lo que en ella aparece, el marketing de contenidos, dé sus frutos. Hay muchos más pero aquí trataremos de los que consideramos más importantes.

1. Cometer errores ortográficos.

Por muy bien que hagas tu trabajo el que entra en tu web no lo sabe, y se quedará con lo que vea. Las faltas de ortografía y un lenguaje poco cuidado, en los contenidos, transmiten poca profesionalidad, en cambio si contratas a alguien para que revise estos detalles podrás conseguir un buen impacto en tus visitas con una pequeña inversión.

2. Copiar a otros o no respetar derechos de autor.

Puede que parezca irrelevante coger una imagen de Google o copiar algún pequeño texto o contenido de otro sitio, hay muchas personas que piensan que esto no es un problema, pero en realidad es un riesgo innecesario, además de algo poco ético. Google penaliza este tipo de prácticas, y todo un trabajo de SEO puede venirse abajo si descubre que tienes contenido duplicado de otro sitio web. Crea contenido original, y si necesitas referencias puedes inspirarte en otros, siempre que cambies las palabras y añadas contenido propio de valor.

3. Tener incoherencias en los contenidos.

Si tienes a varias personas trabajando en tus contenidos web es posible que en algún momento haya mala comunicación y esto se traduzca en datos confusos en tu sitio, como precios que no encajen, por ejemplo, o enlaces que se queden rotos por cambios en la URL de tu página. Para evitarlo, define muy bien tu estrategia y detalla en un documento previo los datos que se facilitarán, de forma que en la fase de diseño o al ir creando contenidos nuevos todo se base en la misma información.

4. No actualizar los contenidos periódicamente.

Causa muy mala impresión visitar un sitio web y encontrar algo que ya se ha pasado. Con lo rápido que va el mundo digital tener información que ya no vale es la garantía del fracaso, porque habrá otro en tu competencia que estará a la última y es donde querrá ir la próxima vez el contacto que has perdido. Un sitio web es como una planta que necesita ser regada y si no se muere. Se muere desde el punto de vista de Google, que cada vez envía menos visitas, y las pocas que entran tienen la sensación de que es un negocio abandonado.

contenidos-pagina-web

5. Descuidar la imagen o el diseño.

La primera impresión cuenta y muchas veces son los colores y el diseño lo que de forma inmediata hará que tus visitas se quieran quedar o se marchen. Elige una tipografía adecuada crea una estructura homogénea, ya que esto ayuda mucho al usuario a moverse fácilmente por tu sitio, además de que transmite profesionalidad. Si utilizas colores, evita el exceso y procura seguir un criterio claro que siempre sea el mismo, a ser posible asociado a tu logo de empresa y la imagen corporativa. En cuanto a botones, imágenes o banners, procura que los tamaños sean similares, de manera que la web se vea equilibrada y bien integrada

6. No tener un texto final para conseguir datos de contacto.

Imagina que vas a un congreso de tu sector con intención de hacer contactos interesantes, pero cuando sales no tienes ni una sola tarjeta de visita en mano. Habría sido una gran pérdida de tiempo, por interesante que fueran las conferencias impartidas. Ocurre igual con tu web: si tus contenidos no tienen una vía rápida de traducirse en algo más que visitas errantes estás cometiendo el error de olvidar el objetivo, que es al final captar clientes y que tu trabajo se convierta en resultados. Obtener leads o contactos personales es uno de los puntos clave para el éxito de cualquier campaña de contenidos, y por eso tus artículos deberán tener una llamada a la acción, mediante un botón o un formulario de contacto.

7. Tener una web poco optimizada para móviles.

Según las estadísticas más recientes ya son más de la mitad los usuarios que se conectan por móvil y es muy probable que tu web no sea una excepción. Tener una web responsive es esencial para que los que la ven en su teléfono móvil puedan navegar con comodidad, pero además lo necesitas si quieres tener un buen posicionamiento en Google, a partir del algoritmo Hummingbird que la empresa actualizó el pasado mes de abril. Google ofrece un servicio para comprobar si tu web es mobile-friendly, es decir, adecuada para móviles. Prueba aquí si tu web está bien optimizada.

8. No tener en cuenta el SEO.

Muchas empresas cometen el error de hacer campañas SEM de pago colocando anuncios temporalmente en Google, pero descuidan otra forma de conseguir visitas que además de que no tiene coste directo, todo tiene un coste, es sostenible en el tiempo.

Los contenidos de tu web o blog no solo deben estar bien redactados, con un excelente uso de la lengua y un estilo atractivo para el lector, sino que además deben atraer también al rey de los buscadores. Si consigues que Google se fije en ti y vea que sigues sus instrucciones de optimización Web y que aportas un contenido de valor, entonces te pondrá en sus primeras páginas de resultados, cuando alguien busque alguna palabra clave que aparezcan en tu web.

9. Utilizar palabras técnicas del sector.

Un error típico de los contenidos web es pensar que tu cliente entiende sobre el tema, cuando en realidad el experto eres tú. Por ejemplo, tienes un negocio de informática y te expresas con palabras técnicas, cuando tu potencial cliente lo que quiere no es que le hables de procesadores sino de que su ordenador irá muy ágil y rápido. La clave está en ser capaz de comunicarte con tu usuario tipo, comprendiendo su punto de vista, necesidades y conocimientos actuales. Por tanto, emplea un vocabulario claro y sencillo, de manera que pueda comprenderte y así captes su atención.

“No entiendes realmente algo a menos que seas capaz de explicárselo a tu abuela.”

Albert Einstein

10. Publicar imágenes muy pesadas.

Muchas personas suben fotos de tamaño excesivo que dificultan la carga rápida de la página, algo que puede poner nervioso a tu visitante si es algo impaciente, y quizá lo pierdas. Uno de los éxitos de la empresa Google cuando aún nadie la conocía fue precisamente crear un buscador competidor de Yahoo que simplemente tenía una casilla para buscar la palabra y una velocidad increíble gracias al minimalismo de su página. La clave de tu éxito dependerá de si sabes encontrar el equilibrio entre utilizar imágenes atractivas y no sobrecargar demasiado tu sitio, para que sea veloz y funcional.

De momento, recuerda estos diez consejos y preocúpate de cuidar los contenidos como parte importante de tu estrategia de Marketing On Line

contenidos

¿Quieres saber más?



Suscríbete y podrás  recibir todas las semanas un post con nuestras actualizaciones sobre Marketing On Line y El Proceso Inbound Marketing o descárgate el eBook completo desde el siguiente enlace:

 

eBook-el-proceso-inbound-marketing

DESCARGUE ESTE E-BOOK Y APRENDA A CREAR UN CANAL DE CAPTACIÓN DE NUEVOS CLIENTES