¿Por qué la competencia es buena?

 

Apriori suena un poco extraño, ¿verdad?,  pero la competencia en realidad trae beneficios a las empresas. Solo tienes que preocuparte de destacar más que ellos estudiando y aprendiendo sus fortalezas y debilidades.

Después de invertir 5 mil millones de dólares para desarrollar una gama de vehículos híbridos y eléctricos, Nissan-Renault se adjudicó el título de ser uno de los principales fabricantes de vehículos con cero emisiones. Carlos Ghosn su  presidente y CEO (presidente de Mitsubishi Motors, y el presidente y CEO de la Alianza Renault-Nissan) después de liderar su recuperación, renunció como CEO de Nissan y ahora lo va intentar con Mitsubishi Motors.

“Voy a dedicar un poco de mi tiempo para dirigir de nuevo a Mitsubishi ” “Cuantas más empresas fabriquemos coches eléctricos, mejor será para todos”. Carlos Ghosn

En su intervención en el Salón de Frankfurt a principios de este año, Ghosn dijo que da la bienvenida a la competencia de otros fabricantes de automóviles argumentando que una gran competencia ayudaría a poner en marcha el mercado.

Si la competencia es buena para un fabricante de automóviles de mil millones de dólares, ¿por qué no lo va a ser para tu empresa?

Aunque la mayoría de los empresarios sueñan con tener un mercado para ellos solos, la experiencia demuestra que probablemente seamos mejores y más competitivos con un poco de compañía. El profesor Michael Porter de la Harvard Business School ha escrito mucho acerca de los sectores industriales “clusters” y ha demostrado los beneficios que la competencia aporta a empresas similares dentro de un sector.

Un clúster es “Un grupo de empresas e instituciones de apoyo concentradas en un territorio que compiten en un mismo negocio y que comparten características comunes y complementariedades

“Si nadie está compitiendo en tu espacio, es más que probable que el mercado sea demasiado pequeño” Ben Yoskowitz

Piensa que cualquier buena idea puede tener a 10.000 personas trabajando en ella en este momento. Probablemente ninguno de ellas, ni siquiera sepa que existen los otros, sencillamente porque son tan pequeños como tú.

La competencia Offline y la competencia Online puede no ser la misma

Muchas veces nos encontramos que existen dos tipos de competencia aunque en realidad sea una sola, y siempre va depender de nuestros objetivos.

Cualquier empresa tiene a su competencia con la que lucha diariamente para conseguir vender sus productos. En realidad todo proceso de venta arranca de un necesidad. Pero esta necesidad, puede ser demandada por el cliente o puede ser que nosotros seamos capaces, mediante estrategias de captación de nuevos clientes, de generar en nuestros clientes esa necesidad.

Cuando queremos posicionar nuestra empresa , marca o producto en el entorno Online probablemente no todos los competidores sean los mismos que en el entorno Offline. Todo dependerá de con que palabras clave o Keywords nos queramos posicionar, es decir, cuales son las palabras clave que utilizan nuestros clientes potenciales para buscar nuestros productos en internet.

Por tanto, al igual que en el entorno Offline toda empresa detecta y conoce a sus principales competidores ya que tropieza con ellos continuamente, en el entorno Online o Digital  se encuentra con nuevos competidores que aparecen mejor posicionados que nosotros en los resultados de búsqueda en una zona concreta, ya sea local, regional o nacional aplicándose la misma situación, con resultados dispares, en los mercados internacionales.

El análisis de la competencia implica:

  1. La identificación de tus competidores y la evaluación de sus estrategias para determinar tus fortalezas y debilidades relativas a los de tu producto o servicio.
  2. Asumir que la competencia Offline y Online deben tratarse como una sola con la particularidad, y esto es lo más peligroso, ya que la primera, normalmente, ataca directamente al cliente y la segunda es el cliente quien la encuentra. 

Un análisis de la competencia es una parte fundamental del plan de marketing de la empresa. Con esta evaluación, se puede establecer lo que hace que un producto o servicio sea único y por lo tanto qué atributos a de tener para atraer a un mercado objetivo.

¿Cómo puedo evaluar a la competencia?:

Hay que evaluar a la competencia por su inclusión en grupos estratégicos según qué tan directamente compiten por una parte del mercado.

Para cada competidor o grupo estratégico, la lista de su producto o servicio, su rentabilidad, el patrón de crecimiento, los objetivos de marketing y suposiciones, las estrategias actuales y pasados, la estructura organizativa y el costo, fortalezas y debilidades, y el tamaño (en ventas) de las empresas de la competencia. Responder a preguntas tales como:

  • ¿Quiénes son tus competidores?
  • ¿Qué productos o servicios no se venden?
  • ¿Cuál es la cuota de mercado de cada competidor?
  • ¿Cuáles son sus estrategias pasadas?
  • ¿Cuáles son sus estrategias actuales?
  • ¿Qué tipo de recursos utilizan para comercializar sus productos o servicios?
  • ¿Cuándo y cómo se están publicitando?
  • ¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de cada competidor?
  • ¿Qué amenazas potenciales nos plantean los competidores?
  • ¿Qué oportunidades potenciales no están disponibles para nosotros?

Una forma rápida y fácil de comparar tu producto o servicio con otros similares en el mercado, es hacer una rejilla de la competencia. Por el lado izquierdo de una hoja de papel, escribe los nombres de cuatro o cinco productos o servicios que compiten con el tuyo. Para ayudarte a generar esta lista, piensa en lo que sus clientes comprarían si no compraran el producto o servicio de tu competencia.

En la parte superior del papel, coloca las características principales de cada producto o servicio. Incluye claves como mercado de destino, precio, tamaño, método de distribución, y la extensión del servicio al cliente para un producto. Para un servicio, haz una lista de los posibles compradores, en el que el servicio está disponible, precio, pagina web, número de teléfono gratuito, y otras características que consideres más relevantes.

Un vistazo a la red competencial te ayudará a ver dónde está tu producto y cómo encaja en el mercado global.

¿Qué atrae a los mejores profesionales a una empresa?

Afortunadamente, cualquier empresa puede atraer a profesionales que sean propensos a integrarse o a tener una buena adaptación a la cultura de la misma, mediante el uso de algunas estrategias simples que ofrezcan una propuesta de valor centrada en el empleado (EVP). En este contexto, una EVP articula el equilibrio de las recompensas y los beneficios que los empleados recogen a cambio de lo que contribuyen y aportan a un puesto de trabajo.

 

Nadia duda que el principal activo de cualquier empresa es su capital humano y por tanto formar los mejores equipos implica captar o atraer y retener a los mejores profesionales.

La competencia lo sabe y probablemente esté ofreciendo incentivos que aparentemente son poco relevantes pero que en realidad son claves para atraer y retener a los jóvenes profesionales en esta economía competitiva, aquí hay tres consejos que te ayudarán a hacerlo:

  1. Facilita el acceso a la información, conferencias, charlas, coloquios y todo tipo de eventos donde participan los líderes de pensamiento actuales, como por ejemplo Ted Talks
  2. Reconoce sus esfuerzos y crear una plataforma para su proyección y por que no pequeños eventos trimestrales donde se refleje sus logros y aportaciones a la empresa.
  3. Fomenta las oportunidades para la innovación, el crecimiento y la formación personal. Orientación guiada, sesiones, talleres de trabajo, y el acceso a recursos para la educación continua. Pregunta para descubrir los campos de crecimiento desados y construir una programación.

¿El objetivo?: atraer y retener talento profesional.

Conclusiones

La competencia es buena y necesaria, y si aún no estás de acuerdo piensa que hubiera sido de Coca-Cola sin Pepsi, de Ford sin GM, de Thomas Edison sin Nikola Tesla, de Nike sin Reebok, McDonald sin Burger King, Airbus sin Boeing, Bill Gates sin Steve Jobs o ya más reciente a Netflix sin Amazon por no hablar del Banco Santander y el Banco Popular (léase Ana Botín y Emilio Saracho). Podríamos seguir pero creo que no es necesario.

La competencia, a lo largo de la historia ha traído y traerá, sangre, sudor y lágrimas. Momentos crueles y despiadados donde la rivalidad entre las empresa implica el sabotaje, el engaño e incluso la muerte. ¿Quién necesita estas lecciones? ¿Te parecen exageraciones?. Por suerte o por desgracia son la realidad.

Entonces, ¿estás preparado para la tarea?, vamos adelante y pulveriza a tus competidores.

Por cierto, ¿ya sabes quienes son tus principales competidores en el entorno Internet? Son los que aparecen primero en los resultados de búsqueda, cuando los clientes buscan tu producto. Y mira por donde, tu no apareces.

 

 

Imagen: Matheus Ferrero