2018 un año extremadamente difícil para el marketing tradicional