4 Errores en tu estrategia de Inbound Marketing

4 Errores en tu estrategia de Inbound Marketing

Poner en marcha una estrategia de Inbound Marketing es cada día más importante. Hay varias razones: Las marcas están trabajando con presupuestos mucho más pequeños. Muchas empresas no disponen de presupuestos específicos, asignados para un departamento de Marketing. Otra razón es que los canales tradicionales de publicidad ya no son rentables ya que pocos clientes leen publicaciones online u offline y los anuncios de banners incluso en prensa técnica están teniendo un bajo rendimiento.

Afortunadamente, hay algunas grandes maneras para llegar a los clientes con un presupuesto limitado y lograr un ROI sólido de sus campañas. Las marcas que utilizan estrategias de Inbound marketing de forma continua y consistente se darán cuenta de que sus costes de adquisición de contactos cualificados se reducirá un 80% después de los primeros cinco meses.

Desafortunadamente, el marketing digital está “de moda” y algunas marcas cometen a menudo, una serie de errores que comprometen su éxito. Bien porque toman iniciativas con criterios poco cualificados con su personal interno o bien porque se dejan influenciar por “supuestos expertos en la última moda del inbound marketing”

Éstos son algunos de los errores más comunes que debes tratar de evitar en una estrategia de Inbound marketing.

1. Querer optimizarlo todo a la vez

Roma no se construyó en un día. Tampoco los procesos automatizados basados en estrategias de Inbound Marketing.

Por ejemplo, antes de ponerse a montar un ecommerce hay que realizar un plan de marketing, definir una estrategia y focalizar sobre un nicho de mercado. Probablemente descubras  que hay muchos elementos en tu empresa que no están funcionando tan bien como quisieras. No te desanimes, porque esto le pasa a casi todas las empresas que quieren implantar una estrategia de Inbound marketing , incluso algunas con años de experiencia. No hay manera de saber qué funcionará sin hacer pruebas exhaustivas.

Es normal sentirse abrumado cuando las cosas no salen como a uno le gustaría e intentar renovar todo el sistema a la vez pero es mejor identificar las etapas que necesitan más atención y marcar prioridades.

¿Tu porcentaje de conversión en tu web es muy bajo? Entonces la prioridad principal es optimizar el site pero acorde al plan de marketing. Para Optimizar la web primero debemos concretar quién es mi buyer cliente o cliente ideal y con qué palabras clave busca mi producto o servicio. Sin las Keywords adecuadas nunca conseguiremos atraer a nuestro buyer cliente y por tanto el resto de su embudo de ventas es irrelevante. La optimización, no solo implica la revisión del diseño si no la de los textos y contenidos de cada una de las páginas del site que queramos optimizar.

No podemos empezar la casa por el tejado. Una estrategia de keywords basada en nuestro buyer cliente es el principio de todo.

2. Tener una llamada a la acción (CTA) poco atractiva en tu marketing de contenido

Una vez tenemos definido a nuestro buyer persona o buyer cliente, el marketing de contenidos es una parte crucial de toda campaña de marketing B2B o B2C. El marketing de contenidos tiene como prioridad generar contenido de interés para nuestro buyer persona, sin embargo, todo es ineficaz sin una fuerte llamada a la acción. Aquí hay algunas cosas que necesitarás tener en cuenta para crear un CTA que convierta bien:

  • Tu CTA debe destacar del resto de la página. Los colores deben contrastar sobre el fondo y otras imágenes y debe ser lo suficientemente grande como para destacar.
  • No sólo incluyas una CTA en las páginas de destino. También debes incorporarlas al final de cada entrada de blog. Estarás perdiendo una gran cantidad de valiosas oportunidades para captar  clientes potenciales si no intentas convertir a los lectores de tu blog.
  • Prueba diferentes estilos de botón. Nunca puedes estar seguro de cuáles son los mejores.

Una CTA o llamada a la acción es de lejos una de las partes más importantes de tu campaña de marketing B2B o B2C. También es una de las más olvidadas y que se les presta poca atención, así que prueba con diferentes diseños y textos hasta encontrar los modelos que mejor funcionen o conviertan.

Comprueba tu posicionamiento SEO.

Con qué palabras clave aparece tu web en la SERPs de resultados de Google.



Suscríbete ahora a nuestro Blog y obtendrás una

Auditoría de tu Página Web

¡¡¡Informe Gratuito!!!

 

3. Tener un mensaje inconsistente

El embudo de ventas, como todo proceso, tiene que fluir de una etapa a la siguiente. Piensa que estás estableciendo nuevas expectativas cada vez que tus visitantes se comprometen contigo y configurar una página de destino relevante. Tus usuarios esperan que la página de destino explique con todo detalle las ventajas competitivas de tu producto.

Otro error común es no establecer las expectativas para la siguiente etapa del embudo. Una estrategia de Inbound marketing, no espera que los visitantes realicen una compra inmediatamente después de hacer clic en la primera CTA. Por supuesto, hay excepciones pero lo normal es un proceso lento pero seguro

Si la meta de conversión es conseguir que un cliente se interese por tu producto o servicio, debes dejarlo claro en el anuncio. En lugar de centrarse en explicar los beneficios del producto en sí, deja que los clientes se informen adecuadamente antes de que pueden descargar un ebook directamente como en el siguiente ejemplo:

Lo mismo ocurre con todas las comunicaciones futuras en tu embudo o proceso. Cuando envíes correos electrónicos a tus clientes, procura ser muy sincero acerca de lo que les espera. Si los envías a una página de ventas, debes dejarlo claro, se sincero y enfatiza en el precio pero también en los beneficios.

Establecer expectativas claras, consistentes y transparentes es uno de los aspectos más importantes de cualquier estrategia de Inbound marketing.

En LGM no solamente diseñamos las estrategias sino que nos encargamos de todos los servicios y elementos para ponerlas en marcha

4. Establecer metas, ni asumibles ni alcanzables, con un progreso poco claro

Tener éxito con una estrategia de Inbound marketing  puede llevar meses. Es fácil caer en procrastinar. También es fácil desanimarse si no se ven mejoras mensurables. Para evitarlo debes establecer dos tipos de objetivos:

  • ¿Qué deseas lograr con tu estrategia de Inbound marketing? ¿Cuántos contactos quieres generar cada semana? ¿Cuántos de ellos esperas convertir en ventas? Necesitas establecer expectativas claras para que tengas algo con que trabajar. Es una buena idea utilizar los promedios de tu sector como puntos de referencia e intentar superarlos.
  • Antes de que puedas lograr algo con tu Proceso, obviamente necesitas construirlo. Establece algunos objetivos de progreso, asumibles y alcanzables, que por ejemplo pueden incluir la escritura de tres entradas de blog a la semana y la creación de dos nuevas páginas de destino cada mes.

Asegúrate de que sus objetivos son agresivos, al tiempo que realistas. Ser demasiado tímido o demasiado ambicioso puede arruinar las posibilidades de crear un proceso de éxito.