México es el principal destino de las puntocom españolas