¿Pueden las redes sociales ayudar a mi empresa? 12 razones para el “Sí”

¿Qué son las redes sociales? ¿pueden ayudar a mi empresa? ¿es posible realmente abrir nuevos mercados a través de estrategias de marketing y atención al cliente en el universo online?

Muchas preguntas y muy habituales entre los profesionales, empresarios, emprendedores, quienes a diario se plantean si debieran dar el salto hacia el universo en red. La respuesta es un rotundo sí.

Debemos tener muy presente que no se trata sólo de ser más visibles, ni tampoco se trata de conocer de primera mano qué productos se demandan. De lo que se trata esencialmente es de no malgastar las opciones que nos brinda hoy Internet en términos de construcción de marca y puesta en escena de negocios de éxito. Y por supuesto, no quedar a la deriva que implica el desconocimiento de lo que opinan nuestros clientes de nuestra marca, estemos o no.

Vivimos en un contexto en el que Google, el “Gran hermano” que todo lo ve, ha decidido que le interesa el contenido que sea pedagógico, con capacidad de síntesis, una opinión genuina e idealmente, lúdico.

Vivimos en un momento en el que las redes sociales son el principal canal de comunicación con nuestros clientes. El servicio de atención al cliente se envuelve con el halo del CRM más social y, de la integración y la co-creación, surge una nueva forma de comunicarnos con nuestros clientes, retroalimentarnos y transformarlos en productores al servicio de nuestra marca, logrando así la explotación máxima de los Social Media; tejer una red deinfluencers, de apóstoles, de personas que promuevan y hablen bien de nuestros productos, servicios y experiencias.

Y por increíble que parezca, todas estas ventajas que nos brinda el mundo online definidas a través de conceptos poco tangibles, se materializan con la elaboración de estrategias de marketing híbridas en las que los talentos y los conocimientos, se ponen al servicio de las emociones ajenas.

¿Cómo se construye una empresa social?

  1.  Ten claro tu talento, identifica aquella cualidad que te diferencia, aquella idea (viable) que tiene posibilidad de hacerse un hueco dentro del mercado.
  2. Analiza qué necesidades muestra tu target y qué respuestas puedes entregar tú
  3. Estudia a tu competencia. Hoy más que nunca y como parte inherente a la acción social, la competencia es una fuente inagotable de enseñanzas pero además… puede ser un poderoso aliado estratégico, la suma de talentos es horizontal.
  4. Define qué acciones son las que consolidan el valor añadido de tu competencia y… obtén de éste estudio la información que necesitas para identificar el tuyo.
  5. Crea tu equipo. Sumar talentos al servicio de necesidades. Es indispensable abordar el cambio de chip desde sus cimientos. Hoy la empresa se construye partiendo de la premisa esencial de la “libertad de acceso a la información” aprender a delegar y confiar son los primeros desafíos para la conquista del cliente interno. ¿y si no logramos consolidar un equipo de trabajo… podremos impactar en las emociones de nuestros clientes?
  6. Define tus palabras clave, más allá de la densidad, más allá de la competencia, la definición de las palabras clave es una variable  muy vinculada a las emociones, aplica el sentido común, ponte en el lugar del consumidor; ¡la pasión es la misma!
  7. Crea tu mensaje. Tu branding, tu marketing, tu contenido, tus campañas, tus estrategias, tus alianzas… tu crecimiento en definitiva, depende de tu capacidad para diferenciarte. Tienes que tener un mensaje único, aquél con el que el cliente establece el primer vínculo. ¡El impacto en no más de 140 caracteres!
  8. Crea tu blog. Elige un diseño limpio y sencillo, incluye la acción social y presta atención a lo colores que mejor definen tu marca, las preferencias de navegación y la optimización para la Web móvil. ¡Es importante recordar que la tercerización de servicios es hoy esencial para transmitir experiencias únicas, no podemos solos!
  9. Comienza a crear contenido. Crear contenido, créalo… cuáles son las últimas noticias, tendencias, aplicaciones, innovación, dentro de tu mercado… qué conclusiones obtienes de ello, cuál es tu punto de vista… atrévete, crea, entrega una visión e invítales a debatir sobre ello. ¡En los comentarios, hay muchas respuestas!
  10. Aplica el SEO a la exposición de tu marca. Hoy más que nunca debemos comprender que el SEO (las acciones necesarias para optimizar nuestro contenido de forma que pueda ser leído por los robots) se ha vuelto social. Ese mensaje creado debe estar presente en todas nuestras exposiciones, el logo, los colores de nuestra marca… debe existir una coherencia y un vínculo entre nuestros perfiles sociales y el blog corporativo.
  11. Promociona tu contenido, el contenido que inspiró tu contenido, el contenido de tu competencia que entrega respuestas, temas de interés para la comunidad y … escucha… escucha activamente, para preguntar después y volver a escuchar… las redes sociales nos muestran qué quiere el “prosumidor” que todos llevamos dentro.
  12. Mide, analiza tus métricas. Es muy importante comprender que estamos estableciendo un modelo productivo basado en empresas de naturaleza horizontal y co-creadora, pero cuyo crecimiento se produce escalado y dentro de un horizonte temporal que depende de la velocidad con la que construyamos influencia, confianza y credibilidad. Comienza por objetivos pequeños, que te permitan evaluar un desarrollo real.

 

Hoy, todas las empresas, mercados, industrias, todas las ideas de negocio, todos los proyectos de emprendimiento… tienen un talento subyacente y una necesidad que los está esperando ¿saltamos?

 

Por Carolina Velasco