El SEO vuelve a cambiar

Los profesionales de SEO saben muy bien que las cosas pueden cambiar en un instante y la estrategia que posiciona hoy en los resultados de búsqueda, mañana puede no significar absolutamente nada.

Parece ser que las Zarigüeyas (Possum en Inglés) son uno de los marsupiales que menos han cambiado anatómicamente hablando desde su aparición, hace alrededor de 65 millones de años, en tiempos de la extinción de los dinosaurios en el Cretácico – Paleógeno.

Son omnívoros que han sabido adaptarse a todo tipo de ecosistemas y, aunque su origen está en el continente americano, se han extendido adaptado y colonizado prácticamente por la totalidad de los cinco continentes.

Aunque utiliza diferentes y curiosas tácticas para ahuyentar a sus depredadores, cuando se ve atrapada, utiliza un último recurso que consiste en “hacerse el muerto”. El estrés le produce un bloqueo tal que se quedan inmóviles, totalmente rígidos con la boca entreabierta, la lengua fuera y los ojos vidriosos.

Google My Business

Google es totalmente impredecible. Quizás tratando de explicar algunas  similitudes del funcionamiento de su algoritmo con estos animalitos, es lo que haya motivado a ponerle el nombre de Possum y diferenciarlo de sus otros algoritmos como Pinguin, Colibrí o Panda por nombrar los más populares.

De repente, los propietarios de negocios locales que trabajan el posicionamiento con Google My Business, se percataron que sus resultados habían desaparecido, “muertos”.

Uno de los cambios más significativos que Google hizo a finales del año pasado fue “Possum”. De hecho, es sin duda el cambio más importante que Google ha hecho en SEO local.

En realidad, nada había “muerto”, solo desaparecieron momentáneamente por la actualización del algoritmo y , lo más importante, este cambio ha traído cosas muy buenas.  Como puedes imaginar, esto ha sacudido un poco las cosas y ha cambiado considerablemente el escenario SEO.

Cuando se trata de estrategia SEO, hay que tratar de buscar las mejores soluciones y en este caso las cosas han dado un drástico giro  a mejor. Possum ha resucitado y mejorado el posicionamiento local. Incluso sitios que alguna vez tuvieron dificultad para clasificarse se percataron de un repunte notable en sus apariciones.

Ya no hay porque  seguir las viejas reglas de SEO y sus dictados. Simplemente podemos centrarnos en practicar  sólidas técnicas de Inbound Marketing y dejar de obsesionarse con repeticiones, casi absurdas y forzadas, de las palabras clave.

Veamos por qué.

imagen: Rik van der Kroon
Kuala Lumpur, Malasia flickr.com/rikvanderkroon